Salmerón

Teléfono949 35 81 80
Dirección Plaza Mayor, 1 Salmerón 19126
AlcaldeMaría Teresa Balcones Orcero
Web
Google Maps

HISTORIA:

SALMERÓN, su historia va unida a la del resto de los pueblos de la denominada Hoya del Infantado. Sólo tenemos noticias de la existencia de este núcleo de población a partir de la Edad Media, sin embargo, se pueden suponer los orígenes prerromanos del pueblo. De hecho, el erudito dieciochesco Padre Traggia supuso que en el lugar donde hoy está Salmerón se habría situado la antigua Varada, una de las ciudades Carpetanas citadas por el historiador Ptolomeo. Sin embargo, esto no deja de ser mera teoría, a la que se oponen el propio Pascual Madoz en el siglo XIX y autores posteriores que han situado Varada bajo otras poblaciones actuales.

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que la romanización debió afectar fuertemente a la zona, muy próxima geográficamente a la importante ciudad romana de Ercávica, situada en la margen izquierda del Guadiela, y a otros municipios donde se han encontrado restos romanos como las tumbas halladas en el término de Catilforte o la villa romana de la colindante Millana. Además, por las cercanías de Salmerón pasaría la vía romana que unía Segontia con Segóbriga, atravesando los actuales pueblos de Cifuentes, Trillo o Viana.

Salmerón debió de ser ya un núcleo de población bien establecido durante la ocupación musulmana. Sus propios habitantes, desde época remota, hacían referencia al supuesto origen árabe del nombre del lugar, de la misma manera que a los árabes remitían el origen de las numerosas cuevas repartidas por el término. Asimismo la localidad debió de ser, durante algún tiempo, frontera entre cristianos y musulmanes a juzgar por los indicios de su toponimia: Valdecastillo (Valle del Castillo) -nombre de uno de los río que rodean el pueblo- haría referencia a la fortaleza cristiana, Valdemedina (Valle de la Medina o ciudad árabe)-nombre del otro río- haría referencia a la fortaleza musulmana.

Como en el resto de la Alcarria, si hay un héroe legendario del momento de la Reconquista, este es Alvar Fáñez de Minaya, primo del Cid y responsable de la expulsión de los árabes de esta zona. La tradición oral, a la que se une el inestimable testimonio de las Relaciones de Don Tomás López en el XVIII, sitúa uno de sus castillos en la cima de cerro que hasta hoy conserva el nombre del guerrero castellano: el cerro de Alvaráñez. En 1787 esta fortaleza ya se encontraba reducida a ruinas y hasta hace pocos años en su cima se podía observar restos de cerámica medieval.

Cuando, ya reconquistada la zona, las tropas del rey Alfonso VIII iban desplazando a los musulmanes hacia el territorio de la actual provincia de Cuenca, Salmerón, como otros pueblos de la zona, fue incluido dentro de la Tierra y Común de Huete, es decir, fue considerado propiedad real. Esta situación sólo cambiará cuando, a mitad del siglo XIII, el rey Alfonso X El Sabio haga donación de los pueblos de la Hoya del Infantado (Valdeolivas, Salmerón y Alcocer son los más importantes)a su amante Doña Mayor Gillén de Guzmán, madre de su hija Beatriz, que llegó a esposa del rey de Portugal, quien lo heredó y transmitió a su hija la infanta Doña Blanca.

Cuando la nieta de Doña Mayor vende Salmerón al infante Don Juan Manuel comienza la época de mayor esplendor del pueblo.
El Cronicón de Don Juan Manuel sitúa como fecha en que el Infante se hace con la posesión de Salmerón el año 1310: Eadem Era recuperavit Dominnnus Joanes a Salmerón, in Agusta, esto es, “En este año recuperó Don Juan Salmerón, en Agosto”.

Independientemente de la exactitud del dato, Don Juan Manuel, mediado el siglo XIV, erigió un fuerte castillo en un otero al sur de la localidad, lugar al que aún hace no muchos años se conocía con el nombre de “la fortaleza” y donde, al menos desde mitad del siglo XIX, está situado el cementerio. En este lugar el infante acabó de escribir la que sería su gran obra, El Conde Lucanor, según consta en las últimas palabras de este texto: …et acabólo don Johan en Salmerón, lunes XII díass de junio, Era de mil e CCC e LXX e tres annos

A su muerte, el pueblo pasa a ser propiedad del Infante Don Alfonso, marqués de Villena y conde de Denia por donación del Rey Enrique, yerno del Infante Don Juan Manuel. La donación, relaizada en 1366 se realiza como recompensa del apoyo que el citado don Alfonso había prestado a la causa del de Trastámara, en detrimento de su hermano, Pedro I El Cruel.

Efectivamente, a Don Alfonso se lo comprará Don Micer Gómez de Albornoz, en la segunda mitad del siglo XIV. De hecho, se conserva documentación por la que la reina Doña Juana -hija de Don Juan Manuel y esposa del rey Enrique de Trastamara- confirma a susodicho señor, mayordomo mayor del monarca, la compra que había hecho al Conde de Denia de los lugares de Alcocer, Salmerón y Valdeolivas en 30 Florines de oro.

INFORMACIÓN TURÍSTICA RELEVANTE:
Cuevas: Pincha aquí